10 Alimentos que no debes meter al microondas jamás si quieres evitar el cáncer

10 Alimentos que no debes meter al microondas jamás si quieres evitar el cáncer11shares

Actualmente el horno de microondas se encuentra entre los electrodomésticos más utilizados en todos los hogares alrededor del mundo. Nuestro de ritmo de vida es tan agitado, que poder calentar rápidamente la comida permite que ahorremos tiempo valioso y nos simplifica la vida. Pero esta ventaja tiene un lado negativo: puede traernos graves consecuencias para la salud.

Solamente el aparato en sí mismo ya representa una amenaza para nuestra salud, ya que sus ondas electromagnéticas provocan que las moléculas de los alimentos interactúen entre sí a una velocidad demasiado alta. Es esa fricción entre ellas lo que genera calor, pero también es la causa de que la comida se descomponga. Existe un cierto número de alimentos alimentos cuya composición molecular hace que sea especialmente perjudicial que sean calentados en el microondas. Hacer esto puede causar la aparición de ciertas enfermedades, tales como el cáncer, entre otras.

Sigue leyendo para que te enteres de cuáles son las diez comidas que no debes calentar en el microondas jamás, ya que podría traerte graves consecuencias.

10. Pollo

Tanto el pollo como otras aves de corral pueden estar contaminados con la bacteria de la salmonela, por lo que es imperativo cocinarlos con extremo cuidado. Al calentarlos en el microondas, sus proteínas se descomponen de manera diferente que cuando son cocinados de manera convencional, por lo que podrían ser causa de graves problemas estomacales.

9.- Leche

Las proteínas contenidas en la leche se descomponen completamente cuando interactúan con las ondas electromagnéticas del microondas. Al calentarla de esta manera, solo le dejarás el contenido de grasas y azúcares, lo cual es muy poco saludable y nada recomendable.

8.- Arroz

Según la Agencia de Estándares Alimenticios de Estados Unidos, almacenar el arroz a temperatura ambiente genera las condiciones perfectas para la multiplicación de ciertas células que podrían originar la formación de sustancias tóxicas que causan vómito y diarrea. Cuando lo calentamos en el horno microondas, estas toxinas se quedan, mientras que hacerlo en el fuego las elimina.

7. Comida china

Generalmente, la comida china contiene salsa de soya en grandes cantidades, lo cual no es más que sal líquida de color negro. La sal es sumamente sensible a las ondas electromagnéticas, que la descomponen completamente. Si te lo comes de esa manera te inflarás como nunca y puedes estar seguro de que tendrás una terrible experiencia.

6. Papas

De la misma manera que ocurre con el arroz, las papas tienen que almacenarse adecuadamente antes de cocinarse, debido a que si no es así, pueden convertirse en el caldo de cultivo perfecto para la proliferación de bacterias, que no morirán al cocinarse en el horno microondas.

5. Carnes congeladas

Debes esperar a que las carnes estén descongeladas completamente antes de cocinarlas con ondas. Si no esperas a que se descongelen, solamente se calentará la parte externa y el interior permanecerá crudo. Lo cual ayudará a una proliferación de bacterias en toda tu carne.

4. Hongos / Champiñones

De acuerdo con el Consejo Europeo de Información Alimentaria, las proteínas que contienen los hongos podrían destruirse por la acción de enzimas y otros microorganismos. Si no se les almacena correctamente y posteriormente se les calienta en microondas, podría terminar siendo una combinación lamentable, que potencialmente podría causarte un dolor de estómago considerable.

3.  Agua

Cuando se calienta agua en el microondas puede ocurrir un fenómeno conocido como supercalentamiento, en el que la temperatura de un líquido sube demasiado rápido, haciendo que hierva violentamente.

Las burbujas producto del hervor, al entrar en contacto con el aire, pueden hacer que el agua salga proyectada hacia arriba, causando quemaduras de gravedad. Aunque pueda parecer exageración, unas 25 personas mueren cada año en accidentes de este tipo.

2. Espinacas y hortalizas

Las hojas de un color verde intenso como las espinacas y las acelgas suelen tener un contenido alto de nitratos, lo que en sí mismo es prácticamente inofensivo, pero que al ser calentadas en el microondas, se convierten en nitrosaminas, las cuales tienen potencial cancerígeno. Adicionalmente, causan una reducción de la habilidad de la sangre para transportar oxígeno, causando “síndrome del bebé azul”, que por lo general afecta a los infantes.

1. Huevos

El problema no está en comer un huevo que ha sido cocinado en el microondas, el problema es lo que pueden causar las ondas. Toda el agua que contenida en el huevo puede evaporarse, llenándose todo su interior de vapor, por lo que si no se le maneja con mucho cuidado, podría explotar con cualquier movimiento brusco.

El microondas es un gran aliado en la cocina si lo usas correctamente

Tan sólo asegúrate de seguir estos consejos y las instrucciones de seguridad de tu horno, para que puedas sacarle provecho sin ponerte en riesgo.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR