11 Divertidas ilustraciones sobre lo que ocurre cuando un padre se queda solo con su hijo.

11 Divertidas ilustraciones sobre lo que ocurre cuando un padre se queda solo con su hijo.0shares

Asumir la responsabilidad de cuidar a un niño es inmensa. La energía que tienen, indistintamente su edad, es muy grande y las ocurrencias que pueden tener, hacen que sea prácticamente imposible despegarse de su lado ni por un segundo, pues eso podría marcar la diferencia entre la tranquilidad y el desastre total. 

Mientras son bebés, a pesar de no poder valerse por sí mismos, se las ingenian para acabar con nuestra paciencia rápidamente. Todo aquel que ha tenido que pasar por la tarea de cambiar un pañal sabrá que es una lucha agotadora. Igualmente, darle de comer a un pequeñín probablemente vaya seguido de una intensa jornada de limpieza. Aún así, ver sus inocentes sonrisas mientras todo esto sucede hace más llevadera toda esta realidad.

Fue así como el artista Ståle Gerhardsen se inspiró para dibujar las situaciones extrañas pero divertidas que ocurrieron en su casa mientras se quedaba solo con su hijo. De esta manera logró ventilarlas y recordarlas, para darle un sentido diferente a todo el cansancio que trae consigo la paternidad. He aquí una buena representación de su obra.

1. Reflejos de papá.

¡Son casi como un súper poder que se desarrolla al convertirte en padre! Es la única manera cómo puedes explicar que logres atrapar a tu hijo justamente antes de que se haga daño con cualquier cosa.

2. No dejes que la papilla de avena se seque. ¡Nunca!

Si lo haces, ¡lo pagarás muy caro! Las horas de tu vida que tendrás que invertir para despegarlas de la pared no volverán jamás. ¡En serio se pegan muy fuerte!

3. Ser una tortuga en un mundo de liebres.

Una de las principales lecciones que nos da la paternidad es aprender a llevar las cosas con calma. Un niño no sabe de "llegar a tiempo" o "ir retrasado". Ellos tienen su propio ritmo y lo ideal es adaptarse a él para que las cosas fluyan adecuadamente. Aceptar esta realidad no es fácil, pero cuando al fin lo haces, todo es mucho más sencillo.

4. Cuando el niño está seco, todo lo demás no lo está.

La hora del baño es uno de los momentos más extremos en el cuidado de un bebé. Primero, el pequeño no quiere ni acercarse a la bañera. Sin embargo, una vez dentro, debes ingeniártela para sacarlo de allí. Son unos minutos sumamente estresantes y, cuando al fin acabas, están empapado al igual que absolutamente todo a tu alrededor. Lo mejor es que tu hijo te mira con su mayor cara de satisfacción, complacido por tanta diversión.

5. Siempre hay tiempo para bailar.

No todo es aburrido. Nada mejor que un buen rato de baile para crear recuerdos memorables con tus pequeños. Serás la sensación en las fiestas de sus amigos si practicas en casa con ellos.

"Aplaude si tu..."

6. El joven Mj.

Sus ocurrencias no tienen límites. Te das vuelta por un segundo y ¡zas! esto es lo que ocurre cuando al fin lo consigues.

7. Si solo...

La vida de todo padre sería mucho más fácil si sus hijos tuvieran este botón.

"Siestecita".

8. Está preparado, trae tu máscara de gas.

No importa cuántas veces pases por esto, jamás te acostumbras al penetrante olor.

9. Poner el pañal antes de jugar.

Los padres primerizos sabrán muy bien lo que muestra esta ilustración. Es el accidente más común de todos y siempre surge alguna anécdota al respecto en las reuniones familiares. 

10. Los papás son mulas. Todos saben eso.

Los pobres quedan realmente exhaustos luego de tanto trajín.

11. Cuando mamá llega a casa, tú puedes rendirte.

¡Verla entrar por la puerta es lo mejor que te sucede después de un día así!

¿Cuál de ellas se te hace familiar? Deja tus COMENTARIOS y no olvides COMPARTIR esta graciosa nota con todos tus amigos para que vean que ser padres es una aventura completamente divertida.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR