¡Adiós a la dieta! 10 Increíbles consejos para bajar de peso sin esfuerzo alguno

¡Adiós a la dieta! 10 Increíbles consejos para bajar de peso sin esfuerzo alguno0shares

Aceptémoslo, todos queremos ser delgados y estar en forma con el mínimo esfuerzo. Y es que bajar de peso resulta ser una tarea sumamente difícil si piensas que para hacerlo es necesario asumir una dieta estricta y un trabajoso régimen de ejercicio.

¡Pero basta de sufrir! Puedes bajar de peso sin tener que pasar hambre o matándote en el gimnasio. Tan sólo basta con que cambies ligeramente algunas cosas en tu vida para empezar a ver importantes cambios en tu cuerpo.

Como sabemos que las dietas y las rutinas de ejercicios no son las cosas favoritas de nuestros lectores, el equipo de Buenamente.com ha decidido compartir algunos brillantes consejos que te ayudarán a bajar de peso sin esfuerzo, sin dietas y sin ejercicio. Si pones todos estos consejos en práctica, comenzarás a ver cambios en muy poco tiempo.

¡Oye! No olvides COMPARTIR esta nota con tus amigos, ellos podrían necesitar estos consejos. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, nos encantaría saber lo que piensas al respecto.

1. Agrega a tu menú algunos quemadores de grasa.

Borra de tu mente esa idea de que para bajar de peso debes renunciar a tu comida habitual. Tan sólo basta con que diversifiques tu menú agregando salmón, huevos, nueces, aceite de oliva, pimientos picantes y té verde.

Esto te ayudará a acelerar tu metabolismo y a quemar la grasa de manera más eficiente.

E incluso los aromas de cítricos o menta pueden reducir tu apetito, así que no los olvides.

2. No te olvides de tomar agua.

Tomar agua en el momento adecuado hace maravillas con tu metabolismo. Lo mejor es que te tomes de 1 a 2 vasos de agua 30 minutos antes de cada comida.

De esa manera, tus procesos metabólicos tendrán un nuevo comienzo y tu estómago estará parcialmente lleno, lo que le ayudará a comer menos.

Este régimen de hidratación también disminuirá su gusto por lo dulce y hará que evites asaltar el refrigerador constantemente.

3. Duerme por más tiempo.

¡No se trata de una broma! Si duermes, no comes. Por lo que ahora tienes la excusa perfecta para permanecer por más tiempo en la cama. ¡Considéralo como una dieta!

Además, una buena noche de sueño beneficia a tu metabolismo y a los niveles de hormonas que te ayudan a mantenerte en forma.

Mientras duermes tu cuerpo está quemando entre 50 y 100 calorías por hora, ¿lo sabías?

4. Presta atención a la comida.

Haz de comer un pequeño ritual. Siéntate en la mesa, sin apuros y sin hacer cualquier otra tarea, lo mejor es que no pienses en problemas, no veas la televisión y no uses el teléfono. Solo eres tú y la comida.

Ten en cuenta lo que comes y la manera en cómo lo haces.

Esto te ayudará a probar tu comida con mayor claridad y a comer mucho menos. Come tan despacio como puedas.

5. Ríete.

¡Apuesto a que te gustan las comedias! Según un estudio publicado en el "International Journal of Obesity", cuando nos reímos, nuestro gasto de energía aumenta hasta en un 20% por encima de lo normal. 

¡Además, hace que nuestros músculos abdominales trabajen!

Entonces, ¿cuál es tu programa de comedia favorito? Véalo y comience a "hacer ejercicio".

6. Usa plato más pequeños y palillos chinos.

Este es prácticamente dos consejos en uno. Al usar un plato más pequeño, limitas un poco tus porciones, ya que sólo te servirás la cantidad de alimentos que pueda contener. ¡Y oye! A veces ver el plato lleno, aunque sea pequeño, hace que te sientas satisfecho con tu comida.

En cuanto a los palillos; cuando se usan, se come más despacio y eso te ayudará a sentirte lleno con una cantidad menor de comida.

Si tienes algún problema con los palitos chinos, simplemente use una cuchara pequeña o su mano no dominante.

7. Olvídate de las prohibiciones.

Si quieres comer una galleta o un poco de chocolate, puedes hacerlo. Solo evita comerte 2 o 5, en lugar de solo uno. También, prueba comer todos esos dulces en la mañana, para que así tengas el tiempo suficiente para quemar todas las calorías durante el día.

Las prohibiciones estrictas no son buenas ya que causan estrés y, como resultado, un mayor nivel de hormonas malas.

 Además, te culpas a ti mismo si las rompes. ¡La ciencia está de tu lado aquí!

8. Cepíllate los dientes.

Estamos seguros de que ya lo haces al menos dos veces al día, por lo que no será difícil para ti. Acostúmbrate a cepillarte los dientes después de cada comida. Eso evitará que vayas por una porción más de comida.

Primero, porque la comida no sabe muy bien cuando tienes un sabor a mentol en la boca.

Segundo, porque somos demasiado perezosos para cepillarnos los dientes varias veces después de cada comida, ¿verdad?

9. Duerme en el frío.

Lo único que debes hacer aquí es bajar el termostato o abrir la ventaja.

Una investigación de los Institutos Nacionales de la Salud dice que dormir con una temperatura de 19°C ayuda a que el cuerpo se deshaga de las calorías.

Ya que quema la grasa para mantener su temperatura.

10. Usa compresas calientes.

Esta es una manera de bajar de peso mientras ves la televisión o lees un libro. El calor te hace sudar, así te deshaces del líquido innecesario de tu cuerpo. Usa compresas calientes si deseas influir en el tamaño de determinadas partes del cuerpo.

Para aumentar el efecto y mantener la compresa caliente por más tiempo, puedes usar un secador de pelo.

Y tú, ¿ya estás [email protected] para perder esos kilos de más?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR