Este Pequeño De 8 Años Sufre Una Rara Enfermedad Que Lo Hace Engordar Sin Control

Este Pequeño De 8 Años Sufre Una Rara Enfermedad Que Lo Hace Engordar Sin Control305shares

Este pequeño de 8 años se llama Jake Vella e igual que cualquier otro niño de su edad, le encanta jugar, divertirse y pasarla bien.

Sin embargo, cuando cumplió 5 años, desarrolló una enfermedad muy poco frecuente que produce un desorden cerebral haciendo que engorde sin control y desarrolle problemas respiratorios. El nombre de la rara enfermedad es Rohhad y es tan extraña que solo se conocen 75 casos en todo el mundo.

Les presentamos a Jake Vella.

Jake tiene un padecimiento al que no se le conoce cura y le produce obesidad descontrolada, debido a un daño cerebral.

Hasta los cinco años, Jake era normal, un niño sano y feliz. Todo empezó cuando ganó diez kilos en apenas seis meses, y aunque su alimentación se basaba en comida muy balanceada, el peso no cedía. Cuando sus padres deciden hacerle estudios más profundos, finalmente fue diagnosticado con la enfermedad de Rohhad, lo que le producía la obesidad y además problemas respiratorios.

No importa que coma o que tanto se ejercite, su cuerpo sigue ganando peso.

Hasta la fecha ningún caso de Rohhad documentado ha superado los 20 años de edad. Los médicos no se atreven a pronosticar cuanto tiempo le queda a Jake.

Jake además está desarrollando un tumor en la espalda, lo que es una característica de la enfermedad.

Pero para el pequeño Jake estos obstáculos solo le dan más fuerza. Todos los días se ejercita y practica para participar en un triatlón, como lo hace su padre.

Es admirador de los hermanos británicos Brownlee, famosos triatletas olímpicos y anhela seguir sus pasos.

La madre de Jake dice lo mucho que ayuda al niño mantenerse activo con los triatlones. “Es bueno para su salud y le da la oportunidad de socializar con otros niños”, cuenta ella.

“Él entrena con Malta Youth Triathlon Association tres veces por semana, y es como una segunda familia para él. Todas las demás familias y atletas apoyan mucho a Jake, y son los primeros en alentarlo cuando cruza la meta. Ahora que hemos compartido la historia de Jake por redes sociales, muchas personas han confesado como les ha tocado el corazón su historia. Estamos felices”.

-Maruska, la mamá de Jake-

El pequeño luchador es muy disciplinado, siempre quiere entrenar y no se salta ninguna práctica. Su madre se siente muy orgullosa por la actitud de su hijo.

En palabras de su entrenador, es un niño adorable, tierno y cariñoso. Se ha convertido en toda una inspiración para los que lo conocen y saben su historia. El hombre cuenta que es duro verlo pasar por la situación, pero a la vez se gana el corazón de todos con su empuje y buena actitud ante las vicisitudes.

“Siempre le digo que no cambie, que siga siendo luchando y dando lo mejor de sí mismo. Él es una inspiración para muchos”, cuenta Matt Azzopardi, quien es su entrenador, 

COMÉNTANOS Si también te ha cautivado la historia de Jake y no dejes de COMPARTIR con tus amigos, ¡para que Jake sepa que lo apoyamos!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR