Niño chino sorprende a todos llegando a la escuela con el cabello completamente congelado.

Niño chino sorprende a todos llegando a la escuela con el cabello completamente congelado.0shares

La mayoría de los padres sufren diariamente para lograr que sus hijos vayan a la escuela con buen ánimo. Es una lucha diaria el hecho de que puedan acostumbrarse a esta parte de su rutina e incluso buscan los pretextos más insólitos para no asistir. Sin embargo, sólo unos pocos son los que se sienten tan motivados que, indistintamente las circunstancias externas, hacen hasta lo imposible por asistir. 

Justamente, un pequeño niño de ocho años en China en un fiel testimonio sobre esto. Actualmente, cursa el tercer grado en una escuela de Yunnan, la cual queda a unas 2.8 millas (4.5 kilómetros) alejada de su casa, recorriendo diariamente ese trayecto ida y vuelta con alegría. Pero lo asombroso de su historia es que, ni siquiera una fuerte oleada de nieve evitó que cumpliera con su cometido, a pesar de que llegó con el cabello ¡completamente congelado! ¿Puedes adivinar por qué? 

Pues, aunque no lo creas, lo hizo ¡para presentar un examen de matemáticas! Como era de suponerse, su historia se viralizó rápidamente, sirviendo como testimonio de constancia, dedicación y fortaleza, aún para una persona tan pequeña. Muchos expresaron su deseo de ayudarlo. Sigue leyendo para que compruebes por ti mismo su valentía.

La fotografía del cabello congelado del pequeño Wang Fuman se volvió viral en los últimos días.

El destino de este escolar chino ha llamado la atención de millones de personas después de que una imagen de sus carámbanos sobre su cabeza fuese ampliamente compartida en línea.

Duró caminando poco más de una hora hasta completar el trayecto entre su casa y la escuela.

El niño, de la zona rural de China, había pasado más de una hora caminando 4.5 kilómetros (2.8 millas) a la escuela en una dura mañana de invierno, según los informes.

Su cabello se convirtió en carámbanos después de que caminó a la escuela en una mañana bajo cero.

Wang Fuman tiene ocho años y dijo en una entrevista que llevaba su abrigo más grueso cuando decidió desafiar a la nieve. Es alumno de tercer grado en la escuela primaria de Zhuanshanbao en el pueblo de Xinjie, condado de Ludian.

A pesar del clima, insistió en asistir a clases para presentar un examen.

Vistiendo una delgada capa de ropa, este niño desafió el clima de menos nueve grados centígrados para realizar un examen en una pequeña ciudad en Shaotong, provincia de Yunnan, al sur de China.

Su salón de clases no tiene calefacción. 

Las manos del niño están rotas ya que tiene que estudiar en un salón de clases sin calefacción cuando hace frío. Aparentemente, sus padres son trabajadores migratorios y vive con sus hermanos en Yunnan.

De acuerdo con el director, la temperatura se desplomó a menos nueve grados de repente.

El director de la escuela, de apellido Fu, confirmó que la casa del niño está lejos de la escuela y pasa más de una hora caminando hasta allí todos los días. 

La puerta de la escuela también estaba cubierta de escarcha ya que la temperatura bajó repentinamente.

No esperaban que la naturaleza actuara de una manera tan brutal.

El director Fu dijo que los exámenes finales de la escuela comenzaron el día anterior al suceso, pero la temperatura se desplomó a menos nueve grados de repente en la mañana. Como resultado, el pelo y las cejas del niño quedaron completamente cubiertos de escarcha cuando llegó.

A pesar del incidente, el pequeño Wang Fuman se mantuvo con buen ánimo.

Aparentemente, cuando los 16 compañeros de clase del niño lo vieron entrar al salón, se rieron de su aspecto divertido. Al chico no pareció molestarle el clima adverso tampoco. "El niño es lindo. Les puso una cara graciosa a sus compañeros de clase", dijo el director Fu.

Fuman vive en una casa de barro con su abuela y su hermana mayor.

El niño de ocho años dijo que su padre trabaja como trabajador migrante en otra ciudad y que su madre los había abandonado. 

Viene de una familia poco afortunada.

Tiene coartadas sus manos porque tiene que ayudar a su abuela a hacer trabajos agrícolas. Fuman comentó que no había visto a su padre durante varios meses y lo extrañaba mucho.

Según el director, el niño es un alumno trabajador con un don especial en matemáticas.

Esta fotografía muestra al niño poniendo sus manos agrietadas sobre un papel de examen corregido. 

El examen decía que había alcanzado el 99 por ciento en matemáticas.

Su historia conmovió a grandes y chicos por igual.

Después de ver la foto del niño en línea, muchos usuarios chinos de Internet se conmovieron por su dedicación al estudio y expresaron su deseo de apoyarlo. Un usuario alentó al niño en Weibo: "Estudia duro para cambiar tu destino. Yo creo que tú puedes."

Hubo quienes llegaron a reflexionar sobre la realidad del país debido a este hecho.

Otro usuario se lamentó diciendo: "La brecha de riqueza en China es demasiado grande. Cada vez que veo noticias como ésta, pienso en el lado débil detrás de la apariencia próspera de China".   

Esperemos la vida le retribuya al pequeño Fuman todo el esfuerzo que está haciendo por instruirse.

¿Qué hubieses hecho tú en su lugar? COMENTA y COMPARTE con tus amigos este conmovedor testimonio.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR